Site search

¿Qué quieres ver?

Categorías

Sitios de interés

Meta

No te pierdas ningún consejo

Pon tu email aquí

Archivos

Entradas recientes

RSS ¿Por qué no te registras?

MÍMATE TODOS LOS DÍAS CON PEQUEÑOS GESTOS

Por mucho trabajo y responsabilidades que tengamos, por más obstáculos que se nos presenten, tanto en la vida personal como en el trabajo, que incluso a veces nos impiden llevar a cabo todas nuestras tareas como deseamos. No dejemos de mimarnos, para que no parezca que vivimos en una carrera interminable en la que nunca llegamos a ningún lado; para hacer ese camino agradable y que puedas disfrutar de tu vida diaria y de tu trabajo.

Y no hace falta realizar grandes gestos, con pequeños actos cotidianos se puede disfrutar de ese camino, y que no se transforme en una carrera estresante. En resumen que cuides de ti y te mimes.

Dedícate a lo que te gusta

Si la actividad de tu negocio te gusta, te será mucho más fácil vivir el día a día y las contrariedades que irremediablemente aparecen. Disfrutar de tu actividad es indispensable para eliminar el estrés y aumentar tu felicidad, ya que si haces lo que te gusta, estarás bien, aunque los resultados no sean los mejores.

Búscate una válvula de escape

Encuentra una afición o actividad que te cargue las baterías. A mí por ejemplo, jugar al pádel con mis amigos me recarga energéticamente, y me cambia totalmente el chip. No es que lo practique todos los días, pero dos o tres veces en semana sí lo hago, o bien me voy a dar un paseo por la playa cuando tengo oportunidad, al menos, escápate una hora a hacer algo que te guste o a dar un paseo por un lugar que te resulte agradable. ¿Qué es lo que hace que recargues las baterías? ¿Hacer ejercicio tal vez? ¿Salir con tus amigas? ¿Una escapada de fin de semana? ¿Salir de paseo tú solo en tu coche a donde te apetezca? ¿Darte un paseo por unos grandes almacenes? ¿Clases de Yoga?……. detecta la tuya.

Busca eso que te haga disfrutar de la vida y te recargue de energías para afrontar tu carrera diaria.

Un mimo

Date un mimo al menos una vez al día, no tienen que ser necesariamente cosas fuera de lo común o que cuesten dinero. Una ducha o baño relajante antes de acostarte con ese jabón que tanto te gusta o aquel gel de baño cuya fragancia te transporta con bellos recuerdos.

Leer un libro que te apasione,  te recomiendo que esto lo conjuntes con un paseo por el parque de tu barrio o por la playa, si la tienes cerca, te sientas en un banco y a leer. Tal vez te guste visitar la biblioteca, o variar cada día tu lugar de lectura.

Un ratito de meditación o relajación. Acuéstate con los pies en alto y, si quieres, pon música relajante o sonidos de la naturaleza. Deja la mente en blanco y concéntrate en tu respiración, o bien visualiza cosas de tu vida de la forma en que te gustaría que ocurrieran. Bastarán quince minutos.

Mímate cada día, porque tú eres lo más importante. Quien no tiene, nada puede dar.

Siguiendo estas sencillas estrategias para mimarte cada día, te sentirás pleno, por lo que luego podrás dar más y mejor de tí, a tu familia, a tus amigos y a tus clientes.

Consí­guelo tú también porque si no haces un cambio ahora, tendrás los mismos resultados que estás obteniendo.

Write a comment

You need to login to post comments!